martes, 27 de noviembre de 2012

Receta de plastilina para hacer en casa.


Jugar con plastilina aporta múltiples beneficios al desarrollo del niño. El primero y que es fundamental en todas las actividades de expresión plástica es el juego, éste es la herramienta principal de aprendizaje en la infancia, así como también un acto creador.

Jugando con plastilina se desarrolla la psicomotricidad fina, adquiriendo destrezas motoras y soltura con los dedos. También les ayuda a dar rienda suelta a la creatividad a través de la representación de figuras tridimensionales.

Para hacer plastilina casera necesitarás: 

  • Dos tazas de harina 
  • una taza de sal 
  • dos cucharadas de aceite 
  • colorante alimentario (es opcional, pero queda mucho mejor) 
  • agua. 


Pon en un recipiente los ingredientes y vierte el agua poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. Debes amasar hasta que no se pegue en los dedos. 

 Esta plastilina puede conservarse durante un tiempo si la envuelves en plástico y la guardas en la nevera, además se puede meter al horno si deseas conservar las figuras modeladas.



2 comentarios:

Rakel dijo...

Me encanta percatarme de que una persona con un perfil profesional parecido al mío esté tan concienciada con el desarrollo de la expresión plástica en el niño. Me has dado un montón de ideas creativas para realizar diferentes talleres. Muchas gracias.

Elda dijo...

Muchas gracias Rakel. Espero que disfrutes en los talleres tanto como yo.
Saludos.

Publicar un comentario